Al Diablo con el Diablo

19 octubre, 2018

Cuántas historias se han contado tratando el tema de los pactos con el diablo. Vender el alma a cambio de fama, riqueza, éxito, inmortalidad o amor no correspondido. Ejemplos sobran, tomando como punto de partida el Fausto de Göethe, en la literatura, pasando por el mundo de las viñetas con Ghost Rider, las leyendas musicales vinculadas a Niccolo Paganini o a Robert Johnson, esta última inspiró el film Crossroads, por citar algunos. Por supuesto, en el séptimo arte también se ha incursionado en el tema. Y así como lo oculto y peligroso genera una gran fascinación en el ser humano en muchos casos, la comedia lo es para muchos otros. De la mezcla de dichas temáticas, el comienzo del siglo XXI fue testigo de la llegada de una película que unía estas dos miradas: Bedazzled.

Se estrenó el 17 de octubre de 2000 en la premiere de California. En Latinoamérica y España se la conoció como Al Diablo con el Diablo.

Fue dirigida por el recordado Harold Ramis, quien también fue responsable por Caddyshack, Groundhog Day (http://septimopodcast.com/wp/dia-la-marmota/) y Multiplicity. En estas dos últimas también fue productor.

Además de haber sido el autor de los guiones de las ya mencionadas, también lo fue en la clásica y exitosa Ghostbusters,

El guión fue producto de la colaboración entre el propio Ramis, Larry Gelbart y Peter Tolan, a partir de la idea original de Peter Cook.

Cook, quien había escrito la obra original en 1967, también se desempeñó como actor en varias series y películas.

Tolan, por su parte, había aportado la historia para Analize This, mientras que Gelbart, quien había sido nominado al Oscar en dos ocasiones por Oh God! y Tootsie, fue el creador de M*A*S*H, para la cual escribió, produjo y dirigió varios episodios.

Al Diablo con el Diablo es la remake de un film homónimo de 1967. En esta reversión nos muestra al Diablo, quien logra hacerse con un programa de computadora que analiza cuáles almas son débiles y propensas para ser tentadas. Por ello da con Elliot, un joven que trabaja en un empleo sin proyección, sufre las burlas de sus compañeros y no tiene amigos, quien está enamorado de su compañera Alison y no se anima a decírselo. Por ello, se verá entregando su alma al demonio, que adopta la forma de una explosiva mujer, a cambio de cumplirle algunos deseos. Pero, es sabido que los tratos con el Diablo pueden traer complicaciones.

Brendan Fraser dio vida al simplón Elliot, quien siente una gran impotencia por no poder decirle a Alison lo que siente por ella y sin proponérselo, se encuentra vendiéndole el alma al diablo.

Es reconocido, principalmente, por ser un actor de comedia y entre sus trabajos más recordados se encuentran Airheads, George of the Jungle y la saga The Mummy.

Su padre era un ejecutivo de ventas, por lo que creció en Holanda, Suiza y Canadá, donde tiene la doble ciudadanía y habla francés en forma fluida.

Es muy cercano y amigable con los fans que se le acercan en la calle.

Había sido considerado para el rol de Reed Richards en la película de Los Cuatro Fantásticos de 2005.

También trabajó en teatro y fue el anfitrión de los premios MTV Music Video Awards de 1994.

La bella y sensual Elizabeth Hurley fue la elegida para personificar al Diablo, que juega con los deseos de Elliot. Otras apariciones suyas son Austin Powers: The Spy Who Shagged Me, Passenger 57 y la serie televisiva The Royals.

Nació en Hampshire, Gran Bretaña y fue productora de Extreme Measures y Mickey Blue Eyes.

Estuvo en una banda punk llamada Vestel Virgins y realizó comerciales para televisión y para prensa gráfica.

Tiene su propia compañía de ropa de playa llamada Elizabeth Hurley Beach y es la imagen para Estee Lauder Breast Cancer Awareness.

Respecto a su papel en el film afirmó: creo que fue un buen instinto de Harold Ramis hacer que el diablo fuera una mujer. Creo que pensó que le podría agregar fricción sexual, que fue lo que terminó ocurriendo. La manera en la que Brendan interpretó a Elliot, tan moralista, tímido, conservador y buenazo, lo convirtió en la víctima perfecta para ser torturado.

Alison, la dama que hace latir el corazón de Elliot, fue personificada por Frances O’ Connor. Fue nominada en dos oportunidades al Golden Globe por Madame Bovary y The Missing.

Sus trabajos incluyen Artificial Intelligence: AI, Mansfield Park y The Conjuring 2.

Nació en Oxfordshire, Gran Bretaña y a los dos años sus padres se mudaron a Australia.

Estudió literatura y se desempeño en teatro con buenas críticas.

La banda sonora fue compuesta por David Newman, quien obtuvo una nominación de la Academia por Anastasia.

Trabajó en más de cien proyectos, entre los que se encuentran Critters, The War of the Roses y The Cat in the Hat (http://septimopodcast.com/wp/the-cat-in-the-hat/).

Según los productores, el uniforme escolar que viste Liz Harley era de su propio vestidor.

Los perros del diablo se llaman Dudley y Peter, como un homenaje a la versión original. De igual manera, los lentes que usa Hurley son simliares a los que utilizó Peter Cooke en dicho film.

El club del diablo, el DV8 es el mismo edificio que se utilizó en Fight Club para el local de Lou, y el auto que conduce es un Lamborghini Diablo.

Una escena eliminada lo muestra como una estrella del heavy metal, con los clichés y excesos habituales sin perder el tono de la narración, pero la eliminaron para que pudiera seguir siendo apta para todo público.

Bedazzled es divertida. Tiene la buena onda que transmite Brendan Fraser, una Liz Harley que llena la pantalla tanto por su belleza como por su personificación de deidad maligna y Frances O’Connor despliega versatilidad y buenos contrapuntos para que Elliot y el Diablo puedan rematar los gags.

Me acuerdo que cuando la vi tenía una compañera de facultad que era muy parecida a Alison. Me tenía loco. Creo que en aquellos tiempos era tan patético como Elliot. Ahora, con dieciocho febreros más encima, creo que mejoré y soy mucho más patético. De cualquier manera, si se me hubiera presentado una tentación como Liz Hurley con uniforme escolar, no sé si hubiera seguido dedicándole mis pensamientos a dicha compañera.

Así que, acompañémoslos y digámosle juntos ¡Al Diablo con el Diablo!

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedIn

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

El Séptimo Podcast © 2018 hola@septimopodcast.com