As Good as it Gets

11 enero, 2018

“_ Todos tenemos tenemos terribles historias, y vos…

_ No es cierto. Algunos de nosotros tenemos grandes y bellas historias que transcurren en lagos, con botes, amigos y ensalada de cocos. Pero no hay ninguno en este auto. Pero, para un montón de gente, ésa es su historia.

Con una intervención inesperada e irreverente, Melvin interrumpía a Carol, en una de las mejores comedias de las últimas décadas: As Good As It Gets.

Estrenada el 6 de diciembre de 1997, en California. En los países de habla hispana se la conoció como Mejor… Imposible. Durante la etapa de producción se bautizó Old Friends.

Fue dirigida por James L. Brooks, quien hasta ese momento había obtenido tres premios Oscar y un Golden Globe por Terms of Endearment. A lo largo de su trayectoria se ha desempeñado principalmente como guionista en series televisivas y algunos largometrajes. En su labor de director, estuvo a cargo de Broadcast News, Spanglish y How Do You Know. También es el productor de la icónica y exitosa serie animada Los Simpson, y dueño de la productora Gracie Films.

La historia fue obra de Mark Andrus, quien obtuvo una nominación de la Academia por su trabajo. El guión adaptado surgió de la colaboración del propio autor con el director, quien comenzó a realizar los cambios luego de hacerse con los derechos.

Otros trabajos de su autoría son Late for Dinner, Georgia Rule y And So It Goes.

Mejor… Imposible nos presenta a Melvin Udall, un escritor obsesivo y desagradable con todo el mundo, quien se ve forzado a afrontar una situación impensada que podría alterar el curso de su vida.

El increíble e inmenso Jack Nicholson dio vida a Melvin en una soberbia personificación, que le valió tanto el Oscar como el Golden Globe. ¿Qué decir de este legendario actor nacido en New Jersey? Para esa época ya contaba con numerosas nominaciones y galardones en su haber, entre los que destacaban estatuillas doradas por One Flew Over the Cuckoo’s Nest y Terms of Endearment. También es reconocido por The Shining, Chinatown, Tommy (http://septimopodcast.com/wp/vos-podes-oirme-tommy/), The Postman Always Rings Twice, Prizzi’s Honor, Batman, Anger Management y recientemente, The Bucket List.

Es un ávido fan de Los Angeles Lakers.

Bob Kane, creador de Batman, lo recomendó expresamente para que personificar al Joker.

Shipwreck, uno de los personajes de la serie animada G. I. Joe, estaba parcialmente inspirado en él.

Había sido contratado para dar vida a Daddy Warbucks en la comedia musical Annie (http://septimopodcast.com/wp/annie/), pero se bajó del proyecto cuando el productor original abandonó. El rol fue para Albert Finney.

Interpretó al diablo, al Joker y al hombre lobo. Otros roles para los que fue considerado, pero rechazó fueron Calígula, Nixon y Lex Luthor, que luego quedaría en manos de Gene Hackman.

Sobre sí mismo, declaró: Con los anteojos de sol, soy Jack Nicholson. Sin ellos, soy un gordo de setenta años.

Carol Connelly, una mesera que sufre diariamente la presencia del escritor, fue personificada por Helen Hunt, en una performance que, al igual que Nicholson, obtuvo los máximos premios en la industria. Es reconocida por Twister, Cast Away y la serie Mad About You, en la cual escribió, dirigió y produjo algunos episodios.

Participó en un capítulo de Los Simpson, prestando su voz a Renee, la novia de Moe, quien era interpretado por Hank Azaria, su pareja en la vida real, por aquellos tiempos.

Greg Kinnear interpretó a Simon Bishop, pintor y vecino de Melvin, quien junto con su pequeño perrito Verdell sufren los maltratos del escritor. Por dicha actuación obtuvo una nominación de la Academia y para el Golden Globe.

Es recordado por You’ve Got Mail, Little Miss Sunshine y We Were Soldiers.

Vivió en Grecia durante un tiempo, por lo que puede hablar su idioma en forma fluida.

Realizó comerciales varios y fue la voz de la campaña de Wendy’s.

Frank Sachs, manager de Simon, fue personificado por Cuba Gooding Jr., quien obtuvo el doble galardón en la industria por su labor en Jerry Maguire. Otras apariciones son Boyz n the Hood, Men of Honor y Radio. Recientemente participó en la serie American Horror Story.

Es un ávido jugador de hockey y tiene una pista de hielo en su casa.

Bailó Breakdance en el cierre de los Juegos Olímpicos de Los Angeles, en 1984 y fue bailarín de Paul Abdul.

Además, realizó comerciales para Pepsi y Burger King.

La música es de Hans Zimmer, quien había ganado un Oscar por The Lion King. Otras recordadas bandas sonoras de su autoría son Gladiator, Batman Begins, la serie televisiva The Pacific y Blade Runner 2049.

Es cofundador del estudio Media Ventures.

Gladiator se convirtió en la banda sonora más vendida de todos los tiempos.

Su tema favorito es el de Assault on Precinct 13, de John Carpenter.

Es completamente autodidacta. Aprendió a través de colaboraciones y experimentando.

Tiene una estrella en el Hollywood Walk of Fame.

Cuando recibió la estatuilla dorada por su labor interpretando a Melvin, Jack Nicholson subió al podio evitando pisar las líneas de las baldosas, tal y como lo hacía en la película. Al respecto dijo que “fue difícil, pero fue el personaje más entrañable que me tocó interpretar”.

Tenía mucho miedo de que a nadie le gustara el film, debido a la naturaleza desagradable de su personaje.

Melvin padece de TOC’s. Trastornos Obsesivo Compulsivos.

Greg Kinnear estaba asustado por trabajar con Jack Nicholson, a quien definió como un actor de “gran impredictibilidad”.

A lo largo de la historia se puede apreciar a algunos directores actuando en pequeñas partes: Lawrence Kasdan, Harold Ramis, Todd Solondz y Shane Black, así como actores que se convirtieron en directores, en el caso de Jack Nicholson y Helen Hunt.

Otra curiosidad reside en que un año antes del estreno de Mejor… Imposible, Helen Hunt trabajó en Twister, donde en una escena en el autocine aparecía un fragmento de The Shining con… Jack Nicholson.

Mejor… Imposible. Con todo lo comentado hasta ahora, no hace falta hacer hincapié en las soberbias actuaciones, con una historia excelente que está a la altura del título. Hay momentos de comedia, pero también de reflexión y de melancolía. Como la vida misma. Es imposible no amar esta película después de haberla descubierto y volver a verla una vez cada tanto.

Recuerdo hace unos años, uno de mis tantos rituales, yendo a desayunar con mi librito bajo el brazo, y buscar la misma mesa todos los días. La mesera me recibía con el café con leche y las tres medialunas, apenas me veía ingresar.

Un día, pasé y mi mesa estaba ocupada. Decidí irme a otro bar que estuviera casi vacío y silencioso para poder leer en paz. Cuando le comenté esta, y otras situaciones a mi terapeuta, lejos de recetarme una camisa muy ajustada con mangas que se atan, y un pasillo acolchonadito, me recomendó ver esta película, para entender un poco más sobre los TOC’s, e indirectamente, sobre mí mismo.

El resultado fue, que me enamoré de la película, del personaje de Carol y me sentí aliviado al saber que no soy el único Melvin del mundo.

De hecho, no sé por qué estás leyendo esto, como si a mí me pudiera importar algo. Seguramente alguien en el mundo está haciendo algo útil, y vos leyendo estas líneas que no van a hacer feliz a nadie. Al menos, no como las fiestas en bote con amigos y ensaladas de coco.

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedIn

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

El Séptimo Podcast © 2017 hola@septimopodcast.com