El Desafío de los GoBots

4 mayo, 2018

Hablar hoy de robots que se transforman en vehículos, armas y cualquier cosa que te puedas imaginar tiene un sinónimo: Transformers. Apoyados en varias series animadas y una saga de blockbusters que terminaron de popularizarlos para las nuevas generaciones terminaron convirtiéndose en el ejemplo práctico del producto asociado a una marca. Pero hoy no vamos a hablar de ellos, sino de otros robots que los precedieron por muy escaso margen de tiempo.

A mediados de los ochenta, más precisamente en 1984, se emitiría el que sería el primer capítulo de una serie que presenta varias similitudes y hoy en día es recordada por pocos. Challenge of the GoBots.

Al igual que muchas producciones de la época, fue escrita y pensada con la finalidad de vender juguetes basados en la franquicia.

La línea de juguetes de los GoBots estaba basada en figuras de acción producidas por una desaparecida división de Bandai, llamadas Machine Robo.

Tonka, produjo la primera tanda de figuras en 1983, un año antes de los Transformers. Lo innovador por aquellos tiempos era que los robots se podían convertir en diversos tipos de vehículos, pudiendo ser autos, aviones y submarinos.

En 1984, Hasbro lanzó la franquicia Transformers y en 1991 compró los derechos de propiedad intelectual de los GoBots. Años más tarde, todo lo referente a estos últimos fue considerado como una dimensión alternativa dentro del universo de los Transformers.

La primera emisión del programa animado fue el 8 de septiembre de 1984 y constó de dos temporadas, con un total de 65 episodios. 5 en la primera y 60 en la segunda.

El título original fue Challenge of the GoBots. En Australia se la conoció como Challenge of the Machine Men, en Italia, solamente como GoBots y en América Latina como El Desafío de los GoBots.

La dirección del serial contó con un equipo de profesionales entre los que destacaban  Oscar Dufay y Ray Patterson, quienes habían sido responsables de otro éxito: The Smurfs (Los Pitufos).

La serie contaba la historia de unos robots vivientes, capaces de convertirse en vehículos, quienes en medio de una guerra civil en su planeta natal; Gobotron; se encontraron combatiendo en la Tierra, trayendo su conflicto hacia estos lares. Los buenos eran los Guardianes, cuya cabeza era Leader-1 y lo apoyaban Turbo y Scooter, quienes rápidamente trababan relación amistosa con los humanos. Por el lado de los villanos teníamos a los Renegados, con Cy-Kill al mando, secundado por Crusher y Cop-Tur.

Lou Richards, a quien se había visto en varias series de televisión, fue el encargado de aportar su voz para Leader-1, el guía de los Guardianes, que se podía convertir en un avión de combate. Posteriormente, doblaría a Flash Gordon en Defenders of the Earth.

Se rumorea que obtuvo el rol porque Helen Hunt, la hija del director de voces, estaba secretamente enamorada de él.

Turbo, su mano derecha y uno de los más aguerridos e impulsivos Guardianes, fue doblado por Arthur Burghardt, quien también puso su voz al servicio de Devastator en Transformers y Destro en G.I.Joe, por citar algunos. También fue la voz de Thanatos en el videojuego God of War: Ghost of Sparta y Venom en Ultimate Spider-Man.

Scooter, el inventor del grupo además de ser el más menudo, posee la capacidad de convertirse, como su nombre lo indica, en una pequeña motoneta, fue personificado por Frank Welker. Es considerado en la industria como “El dios de las voces“.Otras voces suyas fueron las de Megatron y Soundwave en la primer serie animada de Transformers, así como en las películas live action, donde repitió dichos roles y agregó a Shockwave y Galvatron. Con más de ochocientos trabajos, recientemente se lo pudo escuchar dando vida a Odin en Avengers Assemble y participó en varias oportunidades en Robot Chicken. Uno de sus primeros trabajos fue dando voz a Fred en la recordada serie Scooby Doo, Where Are You!, personificándolo en varias secuelas y hasta en parodias. También fue Doctor Claw en Inspector Gadget, uno de los más icónicos en su carrera.

Por el lado de los villanos pudimos conocer a Cy-Kill, el maquiavélico líder Renegado, que se convertía en una motocicleta deportiva. Su doblaje fue realizado por Bernard Erhard, quien también había trabajado en Shirt Tales y posteriormente en Visionaries: Knights of the Magical Light.

Crasher, uno de los pocos GoBots femeninos, que puede convertirse en un Porsche, fue interpretada por Marilyn Lightstone, actriz canadiense que comenzó su carrera en 1972, con un filme para televisión.

Algunos de sus trabajos fueron voces para Heavy Metal, Heathcliff & the Catillac Cats, donde dio vida a Sonja y doblajes adicionales para la serie The NeverEnding Story.

Por último, tenemos a Cop-Tur, un Renegado poco inteligente que se convierte en helicóptero,  como se estilaba poner a los villanos en aquellos tiempos.

Su voz estuvo a cargo de Bob Holt, quien posee más de un centenar de trabajos entre los que se encuentran la serie animada de 1982, The Incredible Hulk, Shirt Tales y Lucky Luke.

En el apartado musical, Hoyt Curtin fue responsable de las composiciones. Sus trabajos superan el centenar de bandas sonoras, entre las que se encuentran Smurfs, The Super Powers Team: Galactic Guardians y Top Cat, pero las más recordadas son, sin dudas, The Flintstones y The Jetsons.

La producción fue obra de la prolífica Hanna-Barbera, propiedad de los directores William Hanna y Joseph Barbera, quienes comenzaron con un proyecto paralelo, en los días de Metro-Goldwyn-Mayer, dedicado a la creación de comerciales de televisión. Cuando MGM cerró su estudio de animación, William y Joseph se abocaron por completo a su propia productora, que se convirtiera en líder y sinónimo de animación en aquellos años ’60.

Con una gran cantidad de trabajos en su haber, que quedaron en el imaginario popular de varias generaciones, podemos citar The Flintstones, The Jetsons, Huckleberry Hound, Tom & Jerry, Smurfs y Scooby Doo, por mencionar algunos. En 1994 fueron inducidos al Television Academy Hall of Fame.

William Hanna proporcionó los gritos del gato Tom, aunque no figura en los créditos.Había trabajado en la construcción, pero perdió su empleo durante la crisis del ’30. Con los años, reconoció que sus conocimientos musicales lo ayudaron para trabajar con las animaciones.

Joseph Barbera publicó en 1994 su autobiografía titulada My Life In Toons. En sus comienzos era dibujante.

Recuerdo cuando aparecieron por primera vez en las pantallas argentinas. Eran toda una novedad y tuvieron cierto furor hasta que llegaron los Transformers y, los pobres GoBots, quedaron en el olvido. Obviamente, durante esos meses en los cuales reinaron pudieron disfrutar de todo tipo de merchandising: figuritas, stickers, figuras de acción, vasos y hasta ¡juegos de mesa! Que, por cierto, era bastante divertido.

En los videoclubs se alquilaban las cintas de vhs con algunos episodios, recopilados por Ledafilms, así como la línea de revistas de historietas que recreaban las aventuras vistas en pantalla, continuando con la fiebre robótica.

Tal vez la liviandad de los argumentos, las escenas de acción edulcoradas, los dibujos amigables y sencillos de Hanna-Barbera, sumados a una animación que perdía las proporciones, pueden haber sido las causas para que los GoBots quedaran relegados.

Es indiscutible que Transformers se convirtió en un gigante que arrasó con cualquier competencia, pero estos simpáticos; e ingenuos; robots quedaron en la memoria y el corazón de muchos de los que crecimos en los ochenta.

En el colegio recuerdo intercambiar figuritas y divertirnos con la voz de pito de un profesor, que sonaba parecido a Cop-Tur. O también soñar con mis compañeros cómo sería tener un amigo como Scooter, o un compañero de aventuras como Turbo. Y ni hablar de contar con la protección de Leader-1 para asegurarnos que la paz estaba asegurada.

Porque eran los Guardianes. Verdaderos paladines de la justicia. Siempre dispuestos a un desafío más. El Desafío de los GoBots.

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedIn

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

El Séptimo Podcast © 2018 hola@septimopodcast.com