El Diario de Bridget Jones

29 junio, 2018

Hay películas y personajes que llegaron para dejar una huella. Algunos por heroísmo, otros por altruísmo, otros por sex appeal y otros, por ser entrañables y fácilmente reconocibles.

El nacimiento de este milenio fue testigo del primer episodio de una saga que, hasta el momento, lleva tres películas, con una adorable protagonista que genera empatía y ganas de acompañarla a lo largo de sus desventuras en todo momento. Este recorrido se inció con Bridget Jones’s Diary, estrenada el 4 de abril de 2001 en el Reino Unido. Meses más tarde llegaría a los países de habla hispana, en donde mantendría su título traducido en forma literal: El Diario de Bridget Jones.

Fue dirigida por Sharon Maguire, nacida en Gales, quien había trabajado y producido documentales para la BBC. Uno de ellos dedicado a Picasso, previo a la primera de las películas de esta saga. Años más tarde regresaría para Bridget Jones’s Baby (tercera y última entrega hasta el momento).

Otros trabajos suyos detrás de las cámaras son los videoclips Regresa a Mí, de Il Divo y la versión acústica de Losing My Religion, de R.E.M, así como varios comerciales.

La novela original es obra de Helen Fielding, escritora y columnista que fuera reconocida en 2004 como una de las treinta personas más influyentes en la cultura británica. Su novela debut Cause Celeb recibió buenas críticas, pero no fue un éxito de ventas. Con el objetivo de producir su segunda narrativa comenzó a trabajar como columnista en el diario londinense The Independent, en un principio, y en The Daily Telegraph, seguidamente, donde le habían encargado que contara cómo era la vida de una mujer de treinta y tantos en la ciudad. Fielding se sintió incómoda con la idea y decidió crear un personaje ficticio que exagerara las situaciones cotidianas, para preservar su intimidad. Rápidamente se hizo con un grupo de seguidores y su identidad dejó de ser un secreto, por lo que le propusieron hacer una historia sobre El Diario de Bridget Jones. Tres de sus cuatro novelas sobre este personaje fueron llevadas al cine.

Fielding y Maguire eran amigas, por lo que el personaje de Shazza, una de las amigas de la protagonista, está inspirado en la directora.

El guión adaptado corrió por cuenta de la misma autora, de Andrew Davies y Richard Curtis.

Davies es reconocido por sus aportes a la televisión británica, en especial por House of Cards, además de The Three Musketeers y una reciente miniserie de Les Misérables.

También ha escrito varias novelas. Una de ellas, B. Monkey, de 1992, fue llevada al cine en 1998.

Junto con su esposa han publicado varios libros de cuentos para chicos.

Por otra parte, Richard Curtis, había sido nominado por la Academia y para obtener el Golden Globe por Four Weddings and a Funeral (http://septimopodcast.com/wp/four-weddings-and-funeral/). Posteriormente volvería a ser nominado para el globo dorado por la excelente Love Actually, en la cual dirigió.

Con una prolífica carrera como guionista, es recordado por The Black Adder, Mr. Bean (http://septimopodcast.com/wp/bean/) y Notting Hill, además de las ya mencionadas.

Cuando estaba en el colegio su novia lo dejó por un hombre llamado Bernard. En cada una de sus películas hay un personaje desagradable a quien le da ese nombre.

En la universidad conoció y comenzó a trabajar con Rowan Atkinson, con quien ha colaborado en varios proyectos.

El Diario de Bridget Jones nos muestra a la protagonista, una treintañera soltera que cree que a todo el mundo le va bien, excepto a ella. Es algo insegura y sueña con encontrar el amor verdadero, tarea que parece imposible. Comienza a escribir un diario para poder controlar sus objetivos y cuando parece que su vida amorosa será una ruina permanente, conoce a dos hombres que la sumergirán en nuevos dilemas.

La hermosa y talentosa Renée Zellweger dio vida a la adorable Bridget Jones, papel que le valió ser nominada para los dos máximos galardones de la industria. Su riqueza interpretativa fue reconocida con una nominación de la Academia y el Golden Globe por Chicago, así como la obtención al año siguiente de ambos premios por Cold Mountain.

Con una carrera actoral que comenzó en 1992, también se la puede ver en Me, Myself & Irene, Cinderella Man (http://septimopodcast.com/wp/cinderella-man/) y Case 39, además de aportar su voz para Angie en Shark Tale y Katie en Monsters vs Aliens.

Escribió y produjo el film para televisión Cinnamon Girl.

Cuando se anunció el casting hubo cierta resistencia debido a que ella no era ni británica, ni tenía sobrepeso, por lo que se comprometió con el personaje sometiéndose a una dieta para subir casi diez kilogramos, además de contar con un instructor que le enseñara y perfeccionara el acento inglés. También, trabajó en una agencia de publicidad durante un mes para terminar de definir el personaje y practicar el acento. Tenía una foto de su novio, Jim Carrey, en el escritorio y quienes pasaban y no la reconocían no le decían nada para no avergonzarla, pero les parecía extraño.

De hecho, durante la filmación conservó el acento aún en los descansos y solo retomó su tono americano en una fiesta, una vez finalizada la filmación, lo cual sorprendió a Hugh Grant.

Cuando fue consultada al respecto, respondió: Me entristece que la gente se acerque a preguntarme cómo hice para perder ese peso. No puedo responderles porque no me considero una autoridad en el tema. No tengo un problema de salud que requiera atención médica y al cual haya que prestarle atención.

Es fascinante llenar esos vestidos. No me siento diferente, ni incómoda. Tampoco sentí que cambara mi vida. Tuve comentarios positivos de mis amigos cuando me veía como Bridget Jones. Muchos de ellos me dijeron que debería considerar mantener algo de ese peso y tengo que reconocer que coincidí con ellos porque había algunas cosas que me gustaban. Pero, por supuesto, soy una chica, y pensé “Ugh, no.” Como todas, quiero verme de la mejor manera posible.

Creo que todas podemos identificarnos con ella (Bridget) paradas en un pasillo queriendo saber “¿Me amas o no?”. Ella habla sin pensar y tal vez parezca que es débil. Creo que es muy valiente, porque está diciendo lo que piensa, y además, sabe que si no obtiene la respuesta que desea, se levantará y seguirá adelante. Para mí, eso es fortaleza.

Lo que más admiro acerca de ella es su optimismo siempre presente ante la adversidad. Adoro sus dificultades románticas y cómo se recupera y hasta se ríe de sí misma. ¿Yo? Hago lo que puedo, siempre intentándolo.

Respecto a volver al rol para la secuela, Bridget Jones: The Edge of Reason, respondió: Emocionalmente no me afectó el subir de peso. De hecho, creo que no gané el suficiente. Estuvimos trabajando seis días a la semana, y mi miedo era que ese flujo de trabajo me hiciera perderlo, en lugar de ganarlo, y esas fluctuaciones pudieran verse en pantalla. Pero no se notaron, por suerte.

Colin Firth interpretó a Jack Darcy, un amigo de la familia Jones que cuenta con la aprobación materna y a quien ven como el candidato ideal, a pesar de que Bridget lo menosprecia, por considerarlo apático.

Firth fue nominado al Oscar y al Golden Globe por A Single Man, y obtuvo ambos premios por The King’s Speech.

Además de las mencionadas, a lo largo de su carrera se lo pudo ver en Shakespeare in Love, Love Actually y la reciente Kingsman: The Golden Circle.

También escibió, produjo y dirigió el documental The People Speak UK.

En Pride and Prejudice también interpretó a un Mr. Darcy. Consultado al respecto, respondió: Me encantaba convertirme en un punto de referencia de la cultura popular. Todavía me sigue encantando y lo encuentro extraño.

Daniel Cleaver, el mujeriego y seductor jefe de Bridget Jones, fue caracterizado por Hugh Grant, ganador del Golden Globe por Four Weddings and a Funeral y con tres posteriores nominaciones por Notting Hill, About a Boy y Florence Foster Jenkins.

Además de las ya mencionadas, es recordado por Love Actually, donde interpreta al primer ministro y Cloud Atlas, donde realiza múltiples personajes.

Su compañía productora se llama Simian Films. Liz Hurley le propuso dicho nombre al asegurar que su aspecto le recordaba al de un mono.

En 1995 fue arrestado al descubrirlo en un auto con la prostituta Divine Brown, en un caso que tuvo repercusión mediática a nivel mundial.

Durante muchos años intentó hacer una película que narrara el escape de la prisión que realizó su abuelo durante la Segunda Guerra Mundial.

Habla francés en forma fluida y la madre de Andrew Lloyd Weber fue su maestra de piano durante su infancia.

Sus actrices favoritas para trabajar son Renée Zellweger y Sandra Bullock.

Aceptó trabajar en el film sólo después de enterarse de la participación de Richard Curtis en el guión. Su personaje está basado en George Wickam de Orgullo y Prejuicio.

Rechazó repetir su personaje en la tercera película de la saga y su rol tuvo que ser reescrito y actuado por Patrick Dempsey.

El novio de Lisa Simpson, en el capítulo Lisa’s Wedding fue nombrado y caracterizado basándose en su imagen.

Respecto a la escena de pelea con Colin Firth en la secuela, The Edge of Reason, comentó: Es el mismo enfoque que en la primera, por lo que teníamos que asegurarnos que fuera tan desastrosa como queríamos que fuera. La clave fue evitar que el coordinador de dobles la convirtiera en una pelea de una película de acción. Nosotros queríamos que fueran dos caballeros ingleses patéticos y asustados uno del otro, básicamente, arrojándose las carteras.

También cantó en Pop Goes My Heart y Don’t Write Me Off para la película Music and Lyrics.

La banda sonora estuvo a cargo de Patrick Doyle, quien había sido nominado para el Oscar por Sense and Sensibility y Hamlet.

Algunas de sus obras son Donnie Brasko, Thor y la reciente Murder on the Orient Express.

Siempre reconoce a Kennet Branag por haberle dado su primera oportunidad, aún cuando él no tenía en claro si quería ser compositor o actor, faceta que desempeñó con papeles menores.

En 2007 el diario The Guardian calificó a Bridget Jones’s Diary como una de las 10 novelas que mejor definían el siglo 20, junto con obras tales como El Diario de Anna Frank o El Guardián en el Centeno, por mencionar algunas.

Renée Zellweger tenía 32 años cuando filmó la película, la misma edad que su personaje.

La agencia de publicidad donde trabaja Bridget Jones se llama Pemberly Press. En Orgullo y Prejuicio, de Jane Austen, Pemberley es el estado donde vive Mr. Darcy.

Hugh Grant y Colin Firth nacieron con un día de diferencia, 9 y 10 de septiembre de 1960, respectivamente.

Tanto Colin Firth como Hugh Grant aparecen como personajes en la novela The Edge of Reason. Lo irónico es que los lectores esperaban leer a Hugh Grant opuesto a su personaje, pero Helen Fielding lo describió en la vida real de una manera muy parecida a su personaje de Daniel Cleaver.

El Diario de Bridget Jones. Interesante, fresca y entretenida, con buenos momentos de humor, con una adorable, abrazable y deliciosa Bridget Jones, a la que a más de uno, entre los que me incluyo, nos hubiera encantado conocer.  Ella sola ya llena la pantalla, pero, como si esto fuera poco, cuenta con el imperdible contrapunto entre Firth y Hugh Grant, que dividirán las aguas inexorablemente.

¿Llegará el amor a la vida de nuestra querida Bridget? ¿Elegirá al aburrido de Darcy, o se quedará con el seductor y alocado Daniel Cleaver? ¿Qué otros secretos esconderá nuestra hermosa Jones? Todo esto y mucho más se develará cuando la acompañemos a volcar sus testimonios en El Diario de Bridget Jones.

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedIn

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

El Séptimo Podcast © 2018 hola@septimopodcast.com