Duro de Matar

2 noviembre, 2018

El héroe solitario. Aquel personaje que, muchas veces, sin proponérselo termina evitando una catástrofe y salvando una situación desesperada. A lo largo de la historia del séptimo arte se han contado estas historias con una innumerable cantidad de ejemplos. Muchos han pasado sin pena ni gloria, al igual que otros tantos se han convertido en objetos de culto, clásicos y además, en el inicio de una franquicia.

A fines de la década del ochenta, llegó una atrapante historia que terminó convirtiéndose en todo esto y en el boleto para la popularidad de su protagonista: Die Hard.

Se estrenó el 12 de julio de 1988 en la premiere de Weswood, California. En España se la conoció como La Jungla de Cristal, mientras que en los países latinoamericanos se la presentó como Duro de Matar.

Tuvo cuatro nominaciones de la Academia en las categorías Mejor Sonido, Mejor Edición, Mejores Efectos de Sonido y Mejores Efectos Visuales.

Fue dirigida por John McTiernan, quien había sido responsable por Predator. Posteriormente llegarían The Hunt for Red October, Last Action Hero y The 13th Warrior. En estas dos últimas también fue productor.

Había sido considerado para Batman Forever, pero estaba trabajando con la secuela Die Hard With a Vengeance, y la rechazó.

En 2006 fue llevado a juicio por el FBI a raíz de una causa por escuchas ilegales en las llamadas de actores y productores de Hollywood. En 2013 fue condenado a prisión por el lapso de 12 meses, pero fue liberado a los 10 y continuó con arresto domiciliario.

La novela Nohting Last Forever, del escritor Roderick Thorp, conocido por destacar en el género policial, fue el punto de partida para la adaptación del guión. Otras obras suyas que tuvieron su versión fílmica, aunque para la pantalla chica, fueron Rainbow Drive y Devlin.

En el guión trabajaron conjuntamente Jeb Stuart y Steven E. de Souza. El primero de ellos fue responsable por Leviathan, Another 48 Hrs. y The Fugitive.

Fue autor de dos guiones que fueron rechazados: Indiana Jones and the Lost Continent e Indiana Jones and the Saucer Men From Mars.

De Souza, por su parte, aportó episodios para Six Million Dollar Man, Knight Rider (http://septimopodcast.com/wp/kitt-te-necesito/) y fue el creador de The Powers of Matthew Star.

También escribió los libretos de 48 Hrs, Judge Dredd (http://septimopodcast.com/wp/yo-soy-la-ley/) y Street Fighter, la cual dirigió.

También produjo episodios para varias series televisivas.

Duro de Matar nos muestra al policía John McClane, quien intenta reconciliarse con su ex esposa en vísperas de Navidad, pero un grupo terrorista interviene y toma el edificio donde trabaja su esposa, utilizando a casi todos los pasajeros como rehenes. McClane es la última esperanza.

Bruce Willis dio vida a John McClane, el incansable y desafortunado policía que se convertiría en su rol consagratorio. Willis había sido nominado en tres oportunidades para el Golden Globe por su labor en Moonlighting, haciéndose con el galardón en una de ellas.

Una de sus primeras apariciones fue en un episodio de Miami Vice, Otras presentaciones destacadas fueron Pulp Fiction, The Sixth Sense, Sin City y la reciente remake Death Wish.

Fue el autor de The Return of Bruno, un film televisivo que protagonizó, al igual que Hudson Hawk.

Nació en una base militar en Alemania y fue presidente del consejo estudiantil escolar. En sus comienzos trabajó como bartender en el Kamikaze Club de New York. También realizó comerciales para Levi’s y Subaru, entre otros.

Es cantante y toca la armónica. Grabó dos discos: The Return of Bruno y, dos años más tarde, If If It Don’t Kill You, It Just Makes You Stronger.

Junto con Arnold Schwarzenegger y Charlton Heston fue uno de los pocos actores que apoyó la guerra de Irak. Visitó a las tropas y llegó a ofrecer un millón de dólares para quien capturara a Saddam Hussein. Años más tarde ofrecería la misma recompensa por los líderes de Al Qaeda.

Los productores lo habían elegido para el papel porque sentían que traería humor y calidez, lo cual diferenciaría al protagonista del frío y rígido estereotipo que dominaba la época. Improvisó muchas de las frases de su personaje durante el rodaje y llegó a hacer sus propias escenas de riesgo.

En aquellos tiempos todavía estaba filmando episodios de Moonlighting, por lo que trabajaba en ellos de día y durante la noche se abocaba a Die Hard.

En una entrevista comentó que muchos de los policías que conoció mientras estaba en preparación tenían un macabro sentido del humor que le sirvió para incorporarlo a su McClane. Irónicamente, los héroes de acción son criticados por hacer bromas en momentos de extrema tensión, algo que pareciera ser más frecuente de lo que, comúnmente, se cree.

Bonnie Bedelia personificó a Holy Gennaro McClaine, ex esposa de John, que se ve atrapada en la toma de los terroristas. Había sido nominada al globo dorado por Heart Like a Wheel. De hecho, el mismo Willis la propuso para el rol, luego de haber visto su actuación en dicho film, quedando completamente encantado.

Sus primeras apariciones en pantalla datan de muy niña. Participó en varias series y también se la puede ver en Pressumed Innocent, The Division y Parenthood.

Respecto al film se expresó: No considero que roles como los de Die Hard sean lo que hago. Es más como un hobby. Es divertido. Lo pasé muy bien. Me gusta estar en una película que la gente va a ir a ver, pero se trata de cosas que explotan. No hay un gran desarrollo de personaje. No veo películas de acción, por lo que no sabría cómo clasificarla. Nunca vi una de Sylvester Stallone o de Charles Bronson. Esa es la verdad.

El Sargento Al Powell fue caracterizado por Reginald VelJohnson.

Una de sus primeras apariciones fueron en Ghostbusters y Crocodile Dundee. También participó en Family Matters, en el papel que lo popularizaría como Carl Winslow.

Es un ávido corredor de maratón y en su tiempo libre le gusta cantar y bailar.

El recordado Alan Rickman le dio alma y vida al despiadado Hans Gruber, jefe de los terroristas. En 1996 obtuvo el Golden Globe por su labor en Rasputin.

Otras actuaciones destacadas fueron Robin Hood: Prince of Thieves (http://septimopodcast.com/wp/prince-of-thieves/), donde encarnó al malvado Sheriff de Nottingham, Love Actually, en el papel de Harry y el Profesor Severus Snake en la saga de Harry Potter.

Escribió y dirigó en The Winter Guest y A Little Chaos.

A pesar de haberse convertido en un reputado actor de películas, muchas veces rechazaba guiones para poder abocarse a su carrera teatral, en donde fue nominado en dos ocasiones para el premio Tony, máximo galardón en la industria.

Había sido considerado para el rol de Bennett en Last Action Hero, pero su salario era demasiado elevado, por ello contrataron a Charles Dance. Cuando se enteró, el mismo Dance llevó una remera que decía Soy más barato que Alan Rickman.

Acerca de su trabajo en Die Hard comentó: Hasta donde sé, yo no soy el villano. Solamente estoy personificando a alguien que quiere algunas cosas en su vida, que hizo ciertas elecciones y va tras ella.

La escena en la que conoce a McClane fue agregada por él, demostrando que podía imitar el acento norteamericano. Los productores estaban buscando una escena climática entre ambos personajes y pudieron capitalizar su talento.

Karl, uno de los secuaces de Hans, fue caracterizado por Alexander Godunov, actor nacido en Sakhalin, perteneciente a la actual Rusia.

Otros trabajos suyos son Anna Karenina, Witness y The North.

En su infancia estudió ballet y uno de sus compañeros fue  Mikhail Baryshnikov.  En alguna entrevista declaró que su madre lo inscribió para evitar que se convirtiera en un hooligan.

Respecto a sus papeles dijo: los productores dicen cosas como tenés que hacer del tipo que viene con un abrigo largo y una ametralladora y mata a todos en la sala y poner la misma expresión que tenías en Die Hard. Muchas veces rechazó papeles de villano porque no quería encasillarse.

La banda sonora fue compuesta por Michael Kamen, quien fue nominado por la Academia por Robin Hood: Prince of Thieves y Don Juan DeMarco.

Comenzó su carrera compositiva en 1976 y se ha destacado en las bandas sonoras de Brazil, Highlander (http://septimopodcast.com/wp/una-especie-magia/) y X-Men, entre otras.

Colaboró en la escritura de canciones con Bryan Adams.

La producción estuvo a cargo de Lawrence Gordon y Joel Silver.

El primero de ellos fue nominado al Oscar por Field of Dreams y responsable por Lock Up, Predator y Watchmen.

Entre 1984 y 1986 fue presidente de 20th Century Fox.

Silver, por su parte, fue el hombre detrás de V for Vendetta, Road House (http://septimopodcast.com/wp/el-duro/) y Speed Racer.

Fue productor asociado en The Warriors (http://septimopodcast.com/wp/los-amos-la-noche/) e hizo un cameo en Who Framed Roger Rabbit? (http://septimopodcast.com/wp/quien-engano-roger-rabbit/).

Colecciona casas diseñadas por Frank Lloyd Wright.

En el guión original la historia se desarrollaba a lo largo de tres días, pero el director McTiernan decidió que todo ocurriera durante una noche, inspirándose en la obra shakesperiana Sueño de Una Noche de Verano.

Debido al desgaste que estaba sintiendo Bruce Willis por el doble trabajo de filmación, el productor De Souza se vio forzado a dar más tiempo en pantalla y más personalidad a los personajes secundarios.

Los afiches promocionales originales no mostraban el rostro de Willis, limitándose al edificio, para evitar que los que no fueran fans del actor rechazaran la película. Cuando se convirtió en un éxito le agregaron la imagen del rostro del protagonista.

Richard Gere había sido considerado para el rol protagónico. Años más tarde, él y Willis trabajarían juntos en The Jackal.

Duro de Matar se convirtió en un éxito y un clásico indiscutido. Resiste el paso de los años y tiene a John McClane, un héroe todo terreno con un sentido del humor algo oscuro que trascendió la pantalla para convertirse en un ícono de la cultura pop como Steve Mc Queen, John Wayne, Charles Bronson y tantos otros. Un Alan Rickman imponente, como lo fue siempre, y un guión sólido que mantiene el suspenso y la tensión.

El intrépido personaje encarnado por Willis irá exacerbando esa condición de invencible-irrompible a lo largo de las secuelas y llegará a convertirse en una caricatura de sí mismo, pero la diversión estará asegurada.

De hecho, Duro de Matar se convirtió en sinónimo de ejército de un solo hombre. Así, Terror a Bordo se la consideró como Duro de Matar en un barco, Speed fue rebautizada como Duro de Matar en un colectivo y un sinfín de acepciones similares.

Recuerdo aquellos tiempos de VHS, cuando la vi por primera vez, ya terminando mi infancia. En la plaza todos jugábamos a ser McClane, que en nuestros juegos había desplazado a Rambo, a Van Damme y a tantos otros. Sentíamos que no teníamos que tener cuerpos privilegiados para convertirnos en héroes. McClane podría ser un tipo cualquiera en el peor momento y en el peor lugar. ¿Para él o para los malos que pululan en la jungla de cristal?

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedIn

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

El Séptimo Podcast © 2018 hola@septimopodcast.com