Happy Gilmore

18 octubre, 2017

Durante siglos el golf fue un juego de caballeros. Un juego de tradición, de etiqueta y, por sobre todas las cosas, espíritu deportivo. Hasta que apareció Happy Gilmore“.

A mediados de los noventa llegaría a las pantallas una genial comedia que mostraría el histrionismo de un joven comediante en ascenso: Happy Gilmore.

Fue estrenada el 7 de febrero de 1996 y llegó a la Argentina al año siguiente conservando el título. En España se presentó como Terminagolf.

El director fue Dennis Dugan, quien también actúa y produce. Otros trabajos suyos son Big Daddy, You Don’t Mess With the Zohan y Grown Ups. También dirigió episodios para series televisivas tales como Hunter, Wiseguy y Moonlighting.

Es un talentoso pintor que ha ofrecido varias muestras en Los Angeles.

Definió al público que va a ver sus películas como gente que no espera recibir un mensaje del alma. Simplemente van a reír.

El guión fue obra de Tim Herlihy y Adam Sandler, quienes compartieron cuarto en el colegio.

El primero también es autor de Billy Madison, The Wedding Singer, The Waterboy, Big Daddy y la olvidable Pixels.

En 2006 fue nominado a los premios Tony por su adaptación a musical de Broadway de The Wedding Singer.

Happy Gilmore cuenta las aventuras del protagonista homónimo, fanático del hockey, quien ve cómo van a rematar la casa de su abuela, desahuciándola. Para evitarlo, decide comenzar a jugar al golf profesionalmente descubriendo un nuevo talento.

El rol protagónico, así como la coautoría del guión, estuvo a cargo del ya mencionado Adam Sandler. Es guionista, productor y actor destacado en comedia. Debutó en la pantalla grande con Going Overboard, una producción de bajo presupuesto con interesantes momentos. Sus películas más destacadas, además de la presente, fueron Airheads, Billy Madison, Big Daddy, The Wedding Singer, Little Nicky y, por supuesto, Anger Management, junto al sublime Jack Nicholson.

Generalmente interpreta personajes temperamentales y de poca paciencia.

Su compañía, Happy Madison Productions, es la encargada de llevar a cabo la mayoría de sus películas.

Es fanático de Van Halen, The Police y Styx. Generalmente los menciona o utiliza sus canciones. También es un ávido seguidor de las luchas y hace referencias a los competidores en sus películas.

Tiene su propia estrella en el Hollywood Walk of Fame.

Le gusta filmar cerca de algún gimnasio para poder jugar al básquet en los momentos de descanso.

También grabó varios álbumes de comedia con los que obtuvo discos de platino por sus ventas.

No podía faltar un antagonista a la altura del gran Gilmore. En esta ocasión, devenido en un exitoso golfista llamado Shooter McGavin, interpretado por el inefable Christopher McDonald.

Con casi doscientos trabajos en su haber, es reconocido por Requiem for a Dream, Thelma & Louise y The Iron Giant. Dobló la voz de Harvey Dent en la reciente serie animada Beware the Batman, así como también fue Jor-El en la recordada serie Superman, de mediados de los noventa.

Suele personificar a villanos arrogantes. Le gustan las carreras de autos y participó en el Grand Prix de Long Beach y en pistas alemanas.

Aparece en el video The Barry Williams Show, de Peter Gabriel y realizó comerciales para Toyota y Mc Donalds.

Julie Bowen caracteriza a Virginia Venit, una periodista que sigue los progresos de Happy muy de cerca. Es conocida por haber participado en las series ER, Modern Family y Lost.

En la serie de televisión Extreme interpretó a un personaje llamado Andie Mc Dermott. Dos años más tarde actuaría en la película An American Werewolf in Paris, cuyo personaje principal se llamaría Andy Mc Dermott.

La adorable abuela es encarnada por Francis Bay, actriz nacida en Canadá con una larga trayectoria en cine y televisión. Trabajó en Karate Kid, Blue Velvet y en In the Mouth of Madness.

Aparece en el video de Jimmy Fallon, Idiot Boyfriend.

Mr. Larson, un vecino de Happy, es interpretado por Richard Kiel, conocido por dar vida a personajes toscos y de gran tamaño y fuerza.

Es conocido por haber sido el villano Jaws en The Spy Who Loved MeMoonraker.

Originalmente, había sido elegido para ser la criatura en la serie The Incredible Hulk (http://septimopodcast.com/wp/el-increible-hulk/), pero el papel terminó siendo de Lou Ferrigno.

En 1992 sufrió un serio accidente automovilístico que le afectó el balance corporal. Por dicha razón, debio comenzar a caminar con un bastón y a desplazarse en un scooter para distancias más prolongadas. En Happy Gilmore nunca se lo ve caminando y casi todas sus escenas son tomadas de la cintura para arriba. En las dos únicas escenas en las que se lo muestra de cuerpo entero, Kiel está apoyado contra algo.

El legendario Carl Weathers personificó a Chubbs, un histórico jugador de golf que aconseja a Gilmore. Weathers es célebre por haber puesto cuerpo y alma al icónico Apollo Creed en la saga de Rocky. También trabajó en Predator,

Fue jugador profesional de fútbol americano antes de dedicarse de lleno a la actuación.

La música fue compuesta por Mark Mothersbaugh, quien también trabajó en The LEGO Movie, Hotel Transylvania y Pee Wee’s Big Holiday.

Es el cantante de la banda DEVO.

Bruce Campbell había audicionado originalmente para el rol de Shooter Mc Gavin. Inicialmente, McDonald no quería interpretar dicho rol porque temía ser encasillado en el rol de villano. Fue después de leer el guión y asumir que iba a ser una comedia que aceptó una reunión con Sandler. Al día de hoy sigue diciendo que fue la mejor decisión de su carrera.

Adam Sandler es un pésimo jugador de golf y de hockey. La inspiración para escribir el guión la tomó de un amigo de la infancia, con quien solía jugar. Con los años, él se volvió docente y dirige el equipo de hockey escolar.

Los únicos dos jugadores de verdad en la película son Mark Lye y Lee Trevino. Nick Faldo es mencionado, pero no aparece.

Happy Gilmore. Una de las mejores comedias de Adam Sandler. De la época en la que me gustaba mirar sus películas, que me hacían reír y mirarlas una y otra vez. Mc Donald en el papel de Shooter es magnífico y los personajes secundarios le dan mucho juego a los protagonistas tomando dimensión propia. Un clásico de aquellas épocas, que nunca me perdía cuando estaba haciendo zapping y la encontraba.

¿Quién no ha tenido un gran sueño y lo ha dado todo por ello? ¿Quién no ha querido ayudar a un ser querido contra viento y marea? ¿Quién no se ha enojado y reaccionado como Happy cuando las cosas no salen como uno las desea? Si ya la viste, no está de mas revisionarla. Y si todavía no lo hiciste, podés empezar ya mismo. Eso sí… buscá un sillón apartado de cualquier ventana. No sea cuestión de, que en una de esas, una pelota de golf rompa la tele o te dé en la cabeza.

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedIn

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

El Séptimo Podcast © 2019 hola@septimopodcast.com