Mr Robot: Justicieros Cyberpunk

7 octubre, 2015

Mr. Robot se convirtió instantáneamente en mi obsesión del momento apenas terminé de ver su piloto. Agarré esta serie casi recién salida del horno, al leer las buenas críticas que había dejado su primer capítulo. Miré rápidamente un teaser del que solo pude rescatar una fotografía super interesante (no tenía ni idea de que iba la trama) y me mande a verla, y no pudo dejarme más enganchado. Ya me habia dado cuenta de la obsesión en la que me estaba por meter con solo ver la primer escena. Hacía mucho tiempo que no veía una tan perfecta, tan sólida. En unos pocos minutos te cuentan (y muestran) el perfil psicológico y social del protagonista, como también el tono y temática de la serie. Me resultó imposible no quedar enganchado después de una escena así de genial. Necesitaba más de eso, y por suerte, lo tuve.

Mr Robot es el fruto de una idea que tenía su creador, Sam Esmail, para un largometraje, que luego fue transformado en una serie. Sin embargo, esta transformación no modificó ni un poco su ADN cinematográfico, dejando otra serie en la lista de líneas borrosas entre cine y televisión. Tanto el formato como la estructura, fotografía, actuacion y banda sonora, son todas características muy de pantalla grande. Una herramienta que me llamó mucho la atención es que no tiene un “opening” fijo. Es decir, a diferencia de la mayoría de series que comienzan con una secuencia de imágenes acompañados de música en la que se muestran los títulos de la serie y no cambia nunca durante toda una temporada o hasta en la totalidad de la serie, Mr. Robot usa unos títulos muy ochentosos sobreimpresos sobre la primer escena del capítulo al comienzo o al final de la misma, usando diferentes piezas musicales y sonoras según la escena. Esto le da, a mi parecer, un toque muy cinematográfico (o le saca un poco la sensación de estar viendo un capítulo de una serie).

Mr. Robot

Mr. Robot

No voy a contar mucho de qué trata la trama de Mr. Robot, porque a mi me funciono muy bien el no saber casi nada de la serie. Así que no voy a decir más que Elliot (Rami Malek) es un tipo con muchos problemas sociales (introvertido, antisocial, autodestructivo) y algunos problemas psicológicos (se refiere a nosotros, los televidentes, como su amigo imaginario), que trabaja en una empresa de seguridad informática que protege a una super-mega-compañía capitalista que él mismo odia. Es increíblemente habilidoso con las computadoras, y usa esta habilidad para un bien que él considera correcto; hackear a todo el mundo que se le cruza en busca de actos ilícitos o inmorales. Hasta ahí con la trama.

Mientras veía la primer escena (esta de la cual hablé al principio y me fascino), no podía dejar de pensar que lo tenia de algun lado al protagonista. Fue hasta la mitad del capitulo cuando me di cuenta que es el tipo que hace de dios egipcio en Una Noche en el Museo (nunca creí que iba a nombrar esta película en este blog), y la verdad que me voló la cabeza. Realmente era un actor por el cual no daba ni dos mangos y en esta serie me dio vuelta todo lo que pensaba de él. Es increíble lo bien que lleva el papel de Elliot, sus errantes facetas, sus psicóticas expresiones, miradas y reacciones. Rami Malek la descose por completo.

Una de las cosas que más me llamó la atención de esta serie fue su fotografía, y no por ser bella, estilizada, o perfectamente compuesta; sino por todo lo contrario. Es muy interesante (y efectivo) el efecto que produce en la trama la contradicción de todas las leyes de la composición fotográfica. En este video se puede ver perfectamente como rompe con las leyes de los tercios, los puntos fuertes y los ejes de acción, entre otras. Podría hacer un paralelismo entre la ruptura de leyes en la fotografía y en la realidad de la serie, pero sería muy pretencioso hasta para mi.

Mr. Robot

Mr. Robot

Teniendo en cuenta que la cultura hacker es un pilar central de la serie, hay que destacar el tremendo laburo que se tomaron en mostrar todo lo que refiere a informática de manera verosímil. No hay nada más futurista que lo que se puede lograr hoy en dia en la vida real, todo lo que hacen estos hackers es totalmente posible con la tecnología del momento (a diferencia de otras películas en las que un hacker equivale a un dios capaz de controlar un avión militar desde su celular), además de que lo muestran de una manera sumamente cruda y realista, enfocándose en la pantalla negra, consola y puro código; mientras que otras producciones optan por una versión estilizada e inverosímil con colores, gráficos e imágenes. Además, todo el tiempo se está haciendo referencia a sistemas operativos, líneas de comando, gadgets y más elementos técnicos informáticos que aportan mucho a la serie, más allá de que se entiendan o no.

Por lo que tengo entendido, como esta serie fue pensada en un principio como un largometraje, estos diez primeros capítulos de esta excelente primera temporada serían tan sólo la primera media hora de la película. De ser así, y que lo que se puede ver hasta ahora fue solo el inicio, no puedo ni soñar con lo increíble que va a ser el desenlace de esta historia. No puedo estar más satisfecho con esta primer temporada de Mr. Robot. Cumplió con todas las expectativas que brotaron en mi al terminar de ver el primer capítulo, y hasta se superó a sí misma. Fue capaz de desentramar una auténtica montaña rusa de emociones, llena de plot twists y momentos increíbles que te dejan tan confundido como desesperado por ver más.

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedIn

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

One comment on “Mr Robot: Justicieros Cyberpunk

  1. Martin Oct 13, 2015

    Coincido practicamente en todo y siento que hasta te quedas corto con lo que decis.

    Todavia tengo un par de las series de este año en el cajón y probablemente termine de revisarlas para navidad, pero creo que va a ser difícil (hasta ahora no hay ninguna) encontrarle competencia a Mr. Robot en el podio de la mejor serie del año.

El Séptimo Podcast © 2019 hola@septimopodcast.com