Prince of Thieves

23 febrero, 2018

Pocas historias han tenido tantas versiones y reinterpretaciones como la leyenda de Robin de Locksley, o Robin de Sherwood, más popularmente conocido como Robin Hood.

A lo largo de siglos se han contado sus hazañas con mayor o menor rigor histórico, pero siempre respetando la esencia justiciera. Se lo ha retratado en innumerable cantidad de novelas, cuentos, cómics, versiones teatrales y fílmicas que lo han mantenido y revitalizado en el imaginario colectivo.

En 1991 llegaría a la pantalla grande una de las más recordadas adaptaciones cinematográficas de los últimos tiempos. Robin Hood: Prince of Thieves.

Estrenada el 14 de junio en Canadá, fue presentada en Latinoamérica como Robin Hood – El príncipe de los ladrones.

Dirigida por Kevin Reynolds, responsable también de Fandango, la cual escribió, Waterworld y The Count of Monte Cristo, quien antes de dedicarse al cine se desempeñaba como abogado en Texas.

Su cumpleaños es un día antes del de Kevin Costner.

Colaboró en la escena de la estampida de búfalos en Dance With Wolves.

Trabajaron juntos en varias películas donde las discusiones y tensiones fueron aumentando, a tal punto que Reynolds se alejó de la dirección durante algunos años.

Respecto al actor, en una entrevista posterior, declaró: debería actuar en las películas que él mismo dirige. De esta manera podría trabajar con su actor y director favorito.

En 2012 volvieron a trabajar juntos en la miniserie  Hatfields & McCoys.

La historia que se tomó como base para la adaptación fílmica del mítico justiciero, fue escrita por el británico Pen Densham, autor de episodios para series de televisión. Alterna esta faceta con la dirección y producción.

Comenzó dirigiendo comerciales para la pantalla chica cuando todavía era un adolescente.

Escribió un libro sobre sus experiencias: Riding The Alligator: Strategies for a Career in Screenplay Writing (And Not Getting Eaten), con muy Buena repercusión.

El guión adaptado corrió por cuenta del autor mismo y de John Watson, quien ya había trabajado con Pensham en The Zoo Gang, la cual dirigió, y compartiría la autoría en la serie The Magnificent Seven, así como en otros proyectos.

Robin Hood: Prince of Thieves narra las aventuras del protagonista, Robin de Locksley, cuando regresa a sus tierras tras luchar en las Cruzadas. El panorama es desalentador. Nottingham se ha deteriorado en manos de los despiadados impuestos decretados por el gobernador. Tras una revelación, decide terminar con estos atropellos, con la ayuda de su amigo Azeem, el moro.

Kevin Costner dio vida al legendario Robin de Locksley. Obtuvo los máximos galardones en la industria por Dance With Wolves en la categoría Mejor Director.

Es recordado por The Untouchables, The Bodyguard y JFK, además de las previamente citadas.

También es productor y director. Sus compañías son TIG Productions y Treehouse Films.

Antes de dedicarse a la actuación, trabajó como conductor guía en Disneyland de California.

Realizó un desnudo frontal en For Love of the Game, en 1999, pero la escena fue eliminada después de las reiteradas risas en las pruebas de pantalla.

Siempre evitó hacer secuelas de sus películas.

Rechazó trabajar en Platoon porque sentía que retrataba negativamente a los soldados norteamericanos en Vietnam y no quería a su hermano, un veterano de dicha guerra.

Fue el cantante de Kevin Costner and Modern West, una banda de rock y country.

Es uno de los actores que más veces trabajó en películas relacionadas con el mundo del baseball. Por dicha razón, fue inducido en el Hall of Fame del baseball Irlandés-Americano en 2008.

El gigantesco Morgan Freeman interpretó a Azeem. De vasta trayectoria, fue nominado al Oscar por Street Smart, Driving Miss Daisy, The Shawshank Redemption e Invictus, obteniendo la estatuilla dorada por Million Dollar Baby (http://septimopodcast.com/wp/million-dollar-baby/). En 2012 fue reconocido con el Golden Globe honorario.

Otras apariciones en pantalla son Se7en, Batman Begins, The Bucket List y Going in Style.

Es productor y dirigió algunos episodios de la serie Madam Secretary.

Trabajó como mecánico de las Fuerzas Aéreas y durante un tiempo consideró la posibilidad de convertirse en piloto.

En una entrevista declaró que las películas de Gary Cooper, durante su juventud, fueron su inspiración para iniciarse en el mundo de la actuación.

Tiene su propia compañía productora; Revelation Entertainment, es apicultor y juega al golf.

Repitió su personaje en tres oportunidades: Dr. Alex Cross en Kiss the Girls y Along Came a Spider, hizo de Dios en God Almighty y Evan Almighty y dio vida a Lucius Fox en Batman Begins, The Dark Knight y The Dark Knight Rises.

En toda historia de Robin Hood, no puede faltar Lady Marian. En esta ocasión fue personificada por Mary Elizabeth Mastrantonio, quien en el momento de la filmación contaba con una nominación de la Academia y para el globo dorado por The Color of Money.

Su primera aparición en pantalla fue como extra en The King of Comedy, siendo su debut actoral en Scarface. Recientemente se la pudo ver en la serie de Marvel, The Punisher.

Destacó en teatro, llegando a obtener el premio Tony por su labor, máximo galardón en la industria de las tablas.

Otro gran personaje en la leyenda del legendario arquero es Will Scarlett. En esta ocasión, interpretado por Christian Slater, quien en 2015 obtuvo el Golden Globe por Mr. Robot, de la cual es productor.

Con más de un centenar de apariciones en pantalla, es recordado por Der Name der Rose, Pump Up the Volume y Broken Arrow.

Es cinturón verde en Kempo Karate.

En una oportunidad, cansado de ser acusado de copiar a Jack Nicholson, respondió: Si hago un movimiento, como levantar mis cejas, algún crítico dice que estoy imitando a Nicholson. ¿Qué se supone que haga? ¿Qué me las afeite?

Sus constantes problemas con la ley por consumo de drogas, alcohol y violencia han afectado su carrera profesional. Pasó algunos meses en la cárcel. En 1994 fue arrestado por llevar un arma en un avión. En 1997 atacó a su novia y a un agente de policía durante una fiesta en Los Ángeles.

El Sheriff de Nottingham, el villano en esta historia, fue caracterizado por el recordado Alan Rickman, quien en 1996 obtuvo el Golden Globe por su labor en Rasputin.

Nacido en Hammersmith, Londres, destacó en películas tales como Die Hard, Dogma y la saga de Harry Potter.

También escribió y produjo los largometrajes The Winter Guest y A Little Chaos.

Antes de convertirse en actor estudió diseño gráfico, formando una exitosa compañía llamada Graphiti, la cual formó junto a varios amigos.

A pesar de haber sido un actor exitoso, frecuentemente rechazaba ofertas fílmicas para dedicarse al teatro, al que definía como Mágico y su Primer Amor.

Rechazó el papel del Sheriff de Notthingham en dos oportunidades, hasta que lo convencieron explicándole que tendría carta blanca con la interpretación de su personaje.

En otra oportunidad, confesó haber roto alrededor de diez espadas trabajando en la escena de lucha contra Kevin Costner.

En aquel tiempo, Rickman fue vecino de Mary Elizabeth Mastrantonio.

Había sido considerado para trabajar en Last Action Hero, pero lo consideraron muy caro, contratando a Charles Dance, quien al enterarse, llevó una remera que decía “Soy más barato que Alan Rickman”.

Guy de Gisborne, primo y secuaz del Sheriff, fue personificado por el canadiense Michael Wincott, recordado por sus apariciones en The Crow y las series Lost y Westworld.

Toca varios instrumentos incluyendo batería, piano, guitarra y armónica. De niño tocaba la batería en una banda de jazz.

Otro personaje importante en la saga es Little John. En esta adaptación, en la piel de Nick Brimble, reconocido por Roger Corman’s Frankenstein Unbound, A Night’s Tale y recientemente en la serie Grantchester.

Hay un cameo para el legendario Sean Connery, así como para Bryan Adams y sus músicos.

La banda sonora fue compuesta por Michael Kamen, autor de Brazil, Highlander, (http://septimopodcast.com/wp/una-especie-magia/), Die Hard, Road House (http://septimopodcast.com/wp/el-duro/) y X-Men, por citar algunas de ellas.

La película fue realizada quince años después del lanzamiento de Robin and Marian, donde Sean Connery interpretó a Robin Hood, y quince años antes de la serie de la BBC con Jonas Armstrong.

Fue el segundo largometraje más taquillero, después de Terminator 2: Judgement Day.

A Cary Elwes le habían ofrecido el papel protagónico y lo rechazó debido a que lo encontró muy forzado. De todos modos, años más tarde encarnaría dicho rol en la parodia de Mel Brooks, Robin Hood: Men in Tights. (http://septimopodcast.com/wp/robin-hood-men-in-tights/).

El músico canadiense Bryan Adams compuso una canción para el film, Everything I Do (I Do It For You), que se convirtió en el mejor single de su carrera y en un clásico inmediato, manteniéndose dieciséis semanas en el número uno de los charts en el Reino Unido.

Azeem le dice Sadiq a Robin, lo cual significa “amigo” en árabe.

Se rumorea que Kevin Costner exigió cortar algunas escenas de Alan Rickman cuando sintió que estaba siendo eclipsado.

Tanto Kevin Costner como Russell Crowe personificaron al padre adoptivo y al biológico de Superman en Men Of Steel. Crowe dio vida a Robin en la versión fílmica de 2010.

Un clásico de sus tiempos. En su momento, cuando la vi por primera vez, me sorprendió que se tomaba algunas licencias respecto a la historia clásica que había leído, pero dejando esto a un lado, me gustó enormemente. Kevin Costner, sin desplegar un gran registro, está discreto en su rol. Los que destacan son Freeman, Rickman y Mastrantonio. La aparición de Connery le pone el moño, pero lo que terminó de inmortalizar el film, sin duda alguna, fue la canción de Bryan Adams, clásico de clásicos e imposible de escuchar sin evocar momentos tales como la mítica escena de la flecha en llamas en cámara lenta, o el rescate de Lady Marian.

Will Scarlett me palmea el hombro y me hace una señal, avisándome que los esbirros están acercándose. Tenemos que prepararnos para contraatacar y dar un sablazo a sus angurrientas arcas del Sheriff, que está expropiando al pueblo por medio de impuestos groseros y abusivos.

Robin da un discurso motivador comparando la libertad y la esperanza con la mujer amada, por la cual estamos dispuestos a dar la vida. Levantamos las espadas en juramento y antes de montar mi corcel, miro a mi mujer y, antes de lanzarnos a la batalla, susurro: Todo lo que hago, lo hago por ti.

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedIn

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

El Séptimo Podcast © 2018 hola@septimopodcast.com