¡Qué bello es vivir!

21 diciembre, 2017

“¿No es maravilloso? ¡Voy a ir a la cárcel!”

Sentenciaba un atribulado George Bailey en uno de los clásicos navideños más recordados y queridos en la historia del cine: It’s A Wonderful Life.

El 21 de diciembre de 1946 se realizó la función premiere en New York. El estreno fue en California, para Nochebuena. En mayo del año siguiente llegó a la Argentina con el título de ¡Qué Bello es Vivir!

Fue dirigida por el célebre Frank Capra, escritor, director y productor nacido en Sicilia, Italia, ganador de tres Oscar y otras tantas nominaciones. Por It’s A Wonderful Life obtuvo el Golden Globe, además de varios reconocimientos y menciones.

Entre sus obras más recordadas se encuentran It Happened One Night, Mr. Deeds Goes to Town y Mr. Smith Goes to Washington.

Un rasgo característico de sus filmes es que, generalmente, muestran a hombres comunes luchando contra la corrupción en la sociedad.

Los críticos apodaron sus películas como Capra-Corn, por la simpleza de sus argumentos y las historias sensibleras.

Había estudiado ingenería eléctrica en el Instituto de Tecnología de California y empezó a trabajar en el mundo del cine como un empleo secundario.

Condujo la ceremonia de los Oscar entre 1936 y 1939.

En 1971 publicó su autobiografía: The Name Above the Title.

El guión fue una adaptación de un cuento escrito por Philip Van Doren Stern, en la que participaron Albert Hackett, Frances Goodrich y el mismísimo Frank Capra.

Van Doren Stern era un historiador y escritor, cuya obra The Greatest Gift, fue inspiradora para la realización de It’s A Wonderful Life. Dicho relato tiene reminiscencias de A Christmas Carol, de Charles Dickens.

Sus mejores trabajos fueron aquellos basados en la guerra civil.

Albert Hackett, en tanto, obtuvo cuatro nominaciones para la estatuilla dorada, siendo algunos de sus trabajos The Thin Man, Father of the Bride y Seven Brides for Seven Brothers.

Tras varios años dedicados a la actuación, se dedicó a la escritura. Trabajó para teatro, obteniendo gran repercusión, siendo la adaptación de The Diary of Anna Frank una de sus obras más laureadas.

Frances Goodrich, por su parte, además de ser su esposa, compartió algunas de las obras de Hackett, así como también destacara con Easter Parade e In the Good Old Summertime.

It’s A Wonderful Life cuenta la historia de George Bailey, un honesto ciudadano que dirige un banco familiar, luchando contra los embates de un codicioso banquero que busca arruinarlo. En la Nochebuena de 1945 desaparece una gran suma de dinero, lo que supone la ruina y el escándalo y él decide suicidarse, pero algo extraño evitará que lo logre.

El rol protagónico recayó en James Stewart, quien había obtenido un premio de la Academia por The Philadelphia Story, y en 1985 fue reconocido con un Oscar Honorario.

Con una extensa trayectoria que casi alcanza el centenar de apariciones en pantalla, destacó en Mr. Smith Goes to Washington, Vertigo y Anatomy of a Murder.

Sirvió en la Segunda Guerra Mundial y alcanzó el rango de coronel.

Nunca tomó clases de actuación. Sentía que la gente podía aprender más trabajando directamente, en lugar de estar estudiando. También tocaba el acordeón. En Anatomy of a Muder demostró sus habilidades con el piano, tanto con el jazz como con el blues.

Entre 1953 y 1954 actuó en el serial de radio de la NBC, The Six Shooter.

Mantuvo un perfil bajo, en lugar de las excentricidades típicas de las estrellas de Hollywood.

Una vez dijo que el público era su crítico más grande y que si no le gustaban sus películas, a él tampoco.

Donna Reed dio vida a Mary Hatch, la dulce esposa de George.  Ganadora de una estatuilla dorada por From Here to Eternity, es recordada por su labor en The Picture of Dorian Gray y The Donna Reed Show, por el que obtuvo un Golden Globe.

Su aparición en la película constituyó su primer rol protagónico. Con posterioridad participó en las exitosas series The Love Boat y Dallas.

Para la escena en la que James Stewart y ella arrojan piedras hacia la vieja casa de Granville, el director Frank Capra quería utilizar un doble en lugar de Donna, pero ésta era una hábil jugadora de baseball en el colegio y lanzaba muy bien, lo que quedó de manifiesto al terminar de filmar.

A pesar del hecho que su imagen se hallaba asociada a la impoluta y conservadora madre americana de los años ’50, en From Here to Eternity interpretó a una prostituta.

Se convirtió en activista antinuclear y protestante anti-Vietnam. También fundó el grupo Another Mother of Peace,

La imagen de la chica en la tapa del álbum de Rush, Permanent Waves está modelada a su imagen.

Es mencionada en la canción Living Dead Girl, de Rob Zombie.

También realizó campañas publicitarias y seriales en radio.

Henry F. Potter, el poderoso y avaro multimillonario del pueblo, fue personificado por Lionel Barrymore, ganador de un Oscar por A Free Soul y nominado por Madame X, la cual dirigió.

A lo largo de sus más de doscientos trabajos, se lo recuerda por su desempeño en You Can’t Take It With You y Key Largo.

También compuso la banda sonora para His Glorious Night y Olympia.

A partir de 1938 trabajó en silla de ruedas, debido a la artritis y lesiones de cadera. Sus roles fueron reescritos para acomodarlos a su situación física.

Es tío abuelo de Drew Barrymore.

Fue actor de radio, teatro y cine.

El Tío Billy, quien dirige el banco junto con George, fue caracterizado por Thomas Mitchell, quien obtuvo el máximo galardón hollywoodense por su labor en Stagecoach y una nominación por The Hurricane.

Su trayectoria supera el centenar de apariciones entre las que destacan Gone With the Wind and Mr. Smith Goes to Washington.

Fue el primer actor en obtener la triple corona: premios Oscar, Tony y Emmy, situación que también comparten Al Pacino y Jeremy Irons, entre otros.

A pesar de estar ambientado en Navidad, el film fue realizado durante épocas cálidas. Una de esas jornadas fue tan ardua que el director le dio a cada integrante del staff un día libre para que pudieran recuperarse.

It’s A Wonderful Life estuvo rankeada en 2006 como la película más inspiracional de todos los tiempos, según el American Film Institute.

El término Potter’s Field es empleado con frecuencia para referirse a cementerios municipales donde se entierran los cuerpos sin identificar.

Bedford Falls es una ciudad ficticia en el estado de New York. Es la combinación de Bedford Hills y Seneca Falls, ciudades que existen en la vida real.

A pesar de haber sido un fracaso en las taquillas, originalmente, se han realizado adaptaciones para la radio con los protagonistas repitiendo sus roles estelares. Con el tiempo, se convirtió en un film de culto.

En el episodio Christmas With the Jocker de la excelente Batman: The Animated Series, Bruce Wayne y Dick Grayson mencionan y miran la escena final de la película.

¡Qué Bello Es Vivir! Un gran clásico, que no tiene fecha de caducidad, con buenas actuaciones y una historia que te emociona y llega al corazón capaz de conmover hasta a un político. Hermosa por donde la mires, poética, por momentos y con cierta ingenuidad, propia de aquellos tiempos. Imposible no mirarla y adorarla. ¡Si hasta Batman la tiene entre sus favoritas!

Por eso, si no la viste, dale una oportunidad y si ya tuviste el placer, nunca está de más revivirla. Después de todo… hay ocasiones en las que las segundas partes son buenas. Yo los dejo con esta simple reflexión y me voy a buscar a George para brindar con él y su familia.

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedIn

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

El Séptimo Podcast © 2017 hola@septimopodcast.com