Scarface

28 septiembre, 2018

Hay una remanida frase que afirma que muchas veces la realidad supera a la ficción. A lo largo de los años han habido casos en los cuales este axioma se confirmaba y, en muchos otros, sucesos de la vida real inspiraban sus versiones literarias, televisivas y cinematográficas.

En estos tiempos tan convulsionados, donde el común denominador pareciera ser la carencia de ideas novedosas y la proliferación de remakes, son pocas las veces en que la nueva mirada se equipara o inclusive supera a la original. Tal es el caso de Scarface, inspirada en una novela que retrataba peligrosamente algunos aspectos de la vida de Al Capone, que tuvo su primera incursión en la pantalla grande en 1932 (http://septimopodcast.com/wp/scarface-1932/). Medio siglo más tarde, llegaría una nueva mirada, más actual, más violenta y que terminaría convirtiéndose en un clásico indiscutido.

Estrenada el 7 de diciembre de 1983, llegó a Latinoamérica unos meses más tarde con el título de Caracortada. En España se la conoció como El Precio del Poder.

La dirección fue del célebre Brian De Palma, reconocido por The Fury, The Untouchables y The Bonfire of the Vanities, en la cual fue productor. También dirigió los videoclips Relax, version 3 de Frankie Goes to Hollywood y Dancing in the Dark, de Bruce Spingsteen.

Dirigió también obras escritas por sí mismo como Phantom of the Paradise, Dressed to Kill y Body Double.

Su predilección por el séptimo arte se originó en un incidente de su infancia. Por aquellos días sus padres se separaron debido a que la madre sospechaba una infidelidad de su marido. El joven Brian pasó varios días acechando a su padre con su cámara esperando registrar evidencia que confirmara las sospechas maternas.

En 2018 publicó su libro Are Snakes Necessary, junto con Susan Lehman.

Para poder abocarse a la producción de la remake tuvo que rechazar la propuesta de Flashdance

Con motivo del relanzamiento en 2003 se intentó relanzar el film con una banda sonora que incluyera el rap, a lo que se negó con la siguiente justificación: dijeron que ayudaría a promocionar el film, presentándolo en varias maneras diferentes, pero la música de Giorgio (Moroder) era perfecta para ese período. Discutí y les dije que nadie cambia la música en las películas de Scorsese y John Ford. Si esta es la obra maestra que tanto dicen, déjenla como está. Peleé contra ellos con uñas y dientes hasta que tuve el corte final y eso los detuvo definitivamente.

Conoció a Pacino en los ’60 y siempre había querido trabajar con él. Al había visto la versión original y pensó que era un personaje a su medida. La idea inicial era hacer una remake al pie de la letra ambientada en Chicago durante la época de la Ley Seca, pero la idea de hacer exactamente la misma historia no me entusiasmaba,  por lo que rechacé la propuesta. Tiempo después cuando surgió la idea de actualizarla, ambientándola en la comunidad cubana de Miami durante la explosión de la cocaína, nos agradó a todos. Oliver se puso a investigar sobre el tema y se vino con un guión muy extenso, del cual tuvimos que cortar varias partes.

La historia tomó como referencia la novela de Armitage Trail, un autor de novelas pulp, cuyo éxito Scarface describía el ascenso de Al Capone. De hecho, ése era el sobrenombre con el que apodaban al capo.

Comenzó su carrera literaria a los dieciséis años.

Si bien se realizó una actualización de la versión fílmica rodada en 1932 por Ben Hecht y Howard Hawks (http://septimopodcast.com/wp/scarface-1932/), el controversial Oliver Stone realizó su propia adaptación del guión.

Este último, había conseguido el Oscar en 1978 por Midnight Express (http://septimopodcast.com/wp/expreso-de-medianoche/), premio que repetiría por partida doble con Born on the Fourth of July. También ha sido nominado en varias oportunidades siendo JFK y Nixon las últimas de ellas.

Otros trabajos de su autoría como guionista son Platoon, Wall Street y The Doors, las cuales dirigió.

También ha realizado actuaciones varias y hasta un cameo en Torrente 3.

Combatió en Vietnam obteniendo la Medalla de Bronce al Valor y el Corazón Púrpura. A los 21 años fue encarcelado en México por posesión de marihuana.

Fue alumno de Martin Scorsese en la Universidad de New York.

Había sido considerado para dirigir American Psycho con Leonardo Di Caprio como protagonista, pero lo rechazó cuando éste abandonó la producción.

Durante la época de preparación del libreto estuvo lidiando con su propia adicción a la cocaína, investigando y relacionándose con traficantes. De hecho, en alguna ocasión pensaron que era un agente encubierto debido a las constantes preguntas que hacía.

Sobre su trabajo en la película contó: Al Pacino me intimidaba cuando lo veía ensayar. Lo vi transformar a su personaje en una especie de fiera decadente y hambrienta.

La historia gira alrededor de Tony Montana, un avaro emigrante dispuesto a todo para cumplir sus sueños. Escapa de Cuba durante el régimen castrista y se instala en Miami, comenzando a hacer carrera en el crimen junto a su inseparable amigo Manny Rivera.

El icónico Tony Montana fue encarnado por el inmenso actor Al Pacino en uno de sus trabajos más memorables y uno de los que más ha disfrutado. A lo largo de su carrera fue reconocido con innumerables galardones obteniendo la estatuilla dorada de la Academia con Scent of a Woman.

Otras apariciones suyas son The Godfather, Serpico y Sea of Love.

Escribió, dirigió y produjo el documental Looking for Richard.

Rechazó el papel de Han Solo en Star Wars, que terminaría siendo de Harrison Ford.

Es un admirador ferviente de la ópera, así como de Shakespeare, siendo Hamlet su obra favorita.

Fue reconocido con dos premios Tony por su labor teatral.

Antes de convertirse en un actor profesional tuvo varios empleos, los cuales incluyeron mensajería, vendedor de zapatos, cajero de supermercado, lustrabotas, cadete y diariero.

En sus propias palabras: La película más popular que hice fue Scarface. Es maravillosa. A veces nos olvidamos de que fue Oliver Stone quien la escribió. Pienso que esa combinación entre él y Brian de Palma lograron esa fusión explosiva.

Acerca de la preparación de su rol: trabajé con un experto en peleas a cuchillo y con un preparador físico que me ayudó a lograr el cuerpo que quería para el rol. También boxeé durante un tiempo con Roberto Durán. Hay un aspecto suyo, un león interior que tomé prestado para mi personaje. Y también estuve muy inspirado por el trabajo de Meryl Streep en Sophie’s Choice. Creo que su manera de involucrarse dándole vida a alguien que es de otro país y otro mundo fue comprometida y valiente.

Para meterme en la piel de Tony usé todo lo que sabía. Al venir del Bronx, y ser de alguna manera latino, tengo ciertas conexiones con el sentimiento latino. Aunque la cosa cubana es muy distinta, tuve mucha ayuda. De hecho, para seguir metido en el personaje, le pedí al director de fotografía John Alonzo que me hablara en español.

Stephen Bauer me ayudó mucho. Al ser de origen cubano, él me grababa cintas y me enseñó cosas que no tenía forma de saber.

A Michelle la conocí durante la grabación y fue muy agradable trabajar con ella.

Manny Rivera, el inseparable amigo de Tony fue interpretado por Stephen Bauer, nacido en Cuba, quien obtuvo dos nominaciones para el Golden Globe. Una por su rol de Manny y la otra por Drug Wars: The Camarena Story.

A lo largo de su carrera se lo puede ver en Primal Fear (http://septimopodcast.com/wp/primal-fear/), Traffic y la serie Wiseguy.

También participó en el videoclip de Annie Lennox, Would I Lie to You y Thief of Hearts, de Melissa Manchester.

Obtuvo el papel sin siquiera audicionar, ya que el encargado de la selección quedó impresionado con solo verlo, apreciación que fue compartida por el productor y el director.

Mary Elizabeth Mastrantonio dio vida a Gina Montana, la hermana menor de Tony. Años más tarde sería nominada tanto por la Academia como para el globo dorado por The Color of Money.

Otras presentaciones destacadas son Robin Hood: Prince of Thieves (http://septimopodcast.com/wp/prince-of-thieves/), The Abyss y la reciente serie The Punisher.

En sus inicios tomó clases para convertirse en cantante de ópera y ha sido reconocida por su labor teatral en varias obras.

Omar, uno de los primeros contactos de Tony con el mundo del crimen local, fue caracterizado por F. Murray Abraham, quien obtuvo los máximos reconocimientos en la industria por su labor en Amadeus.

Otros de sus trabajos son Der Name Der Rose, Last Action Hero y la reciente serie Homeland.

En los inicios de su carrera fue uno de los actores que se vestían de frutas en los comerciales.

Al mismo tiempo que filmaba Scarface lo hacía con Amadeus, por lo que tenía que viajar frecuentemente desde Praga hasta Hollywood. Al respecto comentó: No es tan difícil como parece. Son diferentes trabajos. Para mí hubiera sido más duro si hubieran estado cerca entre sí. Era como estar de vacaciones una de la otra. Eran materiales completamente diferentes y los viajes en avión me daban tiempo para estudiarlos. Fue divertido.

La adoración por Tony Montana es extraordinaria y la razón es el extraordinario carisma de Al Pacino. Porque si no, ¿cómo lo explicás? No hay nada bueno sobre este tipo. Es un vago, un asesino, un tipo desalmado. Es antiheroico. Un Yago sin humor. Es el más oscuro de todos nosotros.

Robert Loggia interpretó a Frank López, un capo local que contrata a Tony. En 1985 fue nominado al Oscar por Jagged Edge.

A lo largo de su vasta trayectoria, que supera las doscientas apariciones en pantalla, se lo puede ver en Over the Top (http://septimopodcast.com/wp/over-the-top/), Big e Independence Day.

Comenzó su carrera en Broadway con The Man With the Golden Arm, en 1955.

Habíamos ensayado tantas veces el guión de la película que para cuando llegó el momento de filmar era tan natural como estar jugando. Todos lo pasamos muy bien. Fue un equipo maravilloso y todo ese talento actoral y cinematográfico se manifestó en una auténtica clase de cine.

Michelle Pfeiffer dio vida a Elvira Hancock, la esposa de Frank López. A lo largo de su carrera fue nominada en tres oportunidades para el Oscar y en seis para el Golden Globe, haciéndose con él por The Fabulous Baker Boys.

Debutó en televisión en 1979 en la serie Delta House y destacó en films tales como The Witches of Eastwick, Dangerous Liaisons, una adorable y sensualmente peligrosa Catwoman en Batman Returns y en I Am Sam.

Recientemente participó en Ant-Man and the Wasp.

Durante la audición para el film cortó a Al Pacino con un vidrio, en forma accidental.

Le gusta hacer pinturas al óleo y afirma que nunca mira sus películas una vez que están terminadas.

Durante la producción estaba aterrorizada. Creo que estuvimos seis meses filmando. Mary Elizabeth Mastrantonio y yo éramos las únicas mujeres. Era como un club de chicos. Y creo que también fue esa la naturaleza de la relación con Tony Montana, que hizo que fuera tan desdeñoso hacia mi personaje. Me iba a dormir llorando por las noches.

También participó en el video Gangsta’s Paradise, de Coolio y en la campaña de publicidad gráfica de lentes de sol para Armani.

Alejandro Sosa, un productor boliviano de cocaína, fue caracterizado por Paul Shenar, quien había participado en varias series, entre ellas Dinasty, además de un papel en Raw Deal.

La producción estuvo a cargo de Martin Bregman, responsable por Dog Day Afternoon, Sea of Love y Carlito’s Way.

Su debut en dicha labor fue con Serpico, en 1973.

Los inicios de su carrera lo encontraron como representante de actores tales como Al Pacino, Barbra Streisand y Faye Dunaway.

En el apartado musical tenemos al legendario Giorgio Moroder. Prestigioso compositor y arreglador musical nacido en Italia en 1940, y autor de obras tales como Metrópolis, la ya mencionada Midnight Express, Flashdance y Over the Top, además de ser el autor de clásicos exitosos como Call Me, de Blondie, What a Feeling, de Irene Cara y varios hits de Donna Summer, por mencionar algunos. También colaboró con artistas de la talla de Freddie Mercury y Elton John.

La selección musical que acompañó al film contiene memorables composiciones donde destacan Pushin’ to the Limit, de Paul Engemann, Rush, Rush, de Deby Harris, también conocida como Blondie, Turn Out the Night o Shake It Up de Elizabeth Daly y Dance Dance de Beth Anderson, además de la impetuosa y climática Tony’s Song del mismo Giorgio Moroder.

La palabra yeyo fue improvisada por Pacino basándose en el aprendizaje sobre el acento cubano.

Hasta el día de hoy, es la película que contiene el record utilizando el término “fuck“, que tanto ruboriza a los angloparlantes, con un total de 207 veces, lo cual hace un promedio de una cada 1,21 minutos.

Oliver Stone nombró al protagonista Tony Montana por su jugador favorito de fútbol americano, Joe Montana.

Durante la etapa de producción se generó una gran controversia en la ciudad de Miami. El Comité Turístico no les permitió filmar temiendo que la película tuviera un impacto negativo en el turismo, especialmente después de mostrar la última oleada de inmigrantes cubanos como gángsters y traficantes de droga. Por ello, la mayoría se rodó en Los Angeles, ambientándosela como si fuera Florida.

Lana Clarkson es una de las mujeres en la escena del tiroteo en el Club Babylon. En 2003 fue asesinada por el productor Phil Spector, a quien Al Pacino caracterizó en la biopic de 2013.

El film ha influenciado a varios grupos de rap que samplearon frases y diálogos. Inclusive el videjouego GTA: Vice City está inspirado en él.

Por lo ya comentado, un auténtico clásico, de esos que dan ganas de revisionar una y otra y otra vez. Con una soberbia actuación de Pacino, secundado por personajes que no te dejan indiferente y que alimentan la figura del protagonista.

El ritmo de la narración, la música, los climas… es una obra de arte en todo momento. Inclusive, el momento videoclip con Pushin’ to the Limit es de esas postales que te quedan grabadas en la retina y en el corazón, reviviéndolas permanentemente.

Además de los videojuegos han salido al menos dos series de cómics vinculadas a la película. Una adaptación de la misma y una especie de secuela, llamada Devil in Disguise.

Se rumorea que hay tratativas para una nueva versión, con fecha potencial de estreno en 2020, protagonizada por Diego Luna.

Hace unos años llegó a mis manos el videojuego de Playstation. En ese momento agradecí estar recientemente separado para poder dedicar cada momento libre a jugarlo, seleccionando la música del film, reviviendo escenarios y jugando a ser Tony en 3D. Ni qué decir que el hecho de que contara con audios de archivo y la ambientación de cada escenario hicieron que la película creciera aún más en mi área de estima.

Por el impacto cultural e icónico de su protagonista, por la música, por la cruenta mirada de crítica y denuncia al sistema capitalista y de doble moral de la sociedad norteamericana. Por todo lo que generó y por su legado…. Saludá a mi pequeño amiguito.

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedIn

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

El Séptimo Podcast © 2018 hola@septimopodcast.com