Se acabaron los Juegos

29 noviembre, 2015

La semana pasada en un rapto de fanatismo adolescente fui a ver el estreno de la última entrega de Los Juegos del Hambre. Con el desenlace de la historia de Katniss Everdeen termina una de las sagas más taquilleras de los últimos años pero también la pionera de lo que parece ser ahora la temática más usada para películas adolescentes, la supervivencia.

No basto con mucho más que todos los avances previos a la película para llegar a esta observación. De maneras muy distintas, y algunas muy criticables, ahora está de moda que los protagonistas la pasen muy mal, estén en constante peligro, bajo condiciones insalubres y viendo morir al resto del elenco. Harry Potter quedó inofensiva al lado de las producciones actuales que ya no esconden la sangre y no escatiman en crudeza a la hora de matar a cuanto personaje secundario hay.

Juegos

Katniss Everdeen, en acción.

Por su carácter comercial, cada franquicia tiene sus caras bonitas al frente, para complacer a los estereotipos culturales, que ahora no solo deben posar sino también tener habilidad para realizar todas las destrezas propias del nuevo género, que en todos los casos fue primero novela para luego ser film (y parece que siempre fueron “best sellers”). El final de Los Juegos del Hambre simboliza el cierre de una historia pero también el comienzo, en realidad despliegue, de esta nueva ola de películas teen que no parecen prometer mucho.

Volviendo a Sinsajo parte 2, el film no es el mejor de la saga y tiene varias cosas cuestionables pero continúa muy bien con la trama oscura y rebuscada de la historia, por lo que termina convirtiéndose en un buen final, agradable a casi todos los paladares y sin dejar la sensación de cabos de sueltos.

Juegos

Sinsajo, parte 2.

Sin duda la primer entrega de las cuatro fue la mejor, y posiblemente las dos últimas, sobre todo Sinsajo Parte 1, dejen algo que desear, pero tengo que reconocer que la historia me gustó y la recomiendo. La fotografía y la música acompañan muy bien el relato crudo ubicado en una sociedad desigual y en conflicto con el régimen autoritario del Capitolio gobernante. Salvando los excesos de clichés infantiles y algunas actuaciones de madera (Liam Hemsworth), Los Juegos del Hambre mezcla una trama concisa, mucho pochoclo y sobredosis de Jennifer Lawrence, que juega muy bien el papel de cabecilla de la revolución anárquica.

Porque no todo lo de contenido adolescente que produce Hollywood es chatarra, y de lo que ofrece el género es lo mejorsito, es que invito a quienes no vieron Sinsajo parte 2 a verla, y a quienes nunca le dieron ni una chance a la saga a dársela. Buen plan para un domingo.
 

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedIn

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

El Séptimo Podcast © 2019 hola@septimopodcast.com