“El Secreto de Sus Ojos” hay una sola

15 mayo, 2016

Aburrido, recorriendo las películas disponibles para ver que aún no había visto, encontré la, en su momento, anticipada remake/adaptación de El Secreto de sus Ojos. Al ver el poster del film recordé cuando anunciaron que iban a realizarla, cuando anunciaron el cast (Julia Roberts, Chiwetel Ejiofor y Nicole Kidman) y cuando empezó la producción, pero después murió ahí, nunca más supe nada hasta el día de hoy que la encontré de casualidad. Visto y considerando lo que acabo de mencionar, mi predisposición a verla fue mucho menor, pero me decidí y la ví, y me vi desperdiciando casi dos horas de mi vida. No me malentiendan, todo tiene su lado positivo, y definitivamente The Secret in Their Eyes (“Secretos de una obsesión” en castellano, porque traducir literalmente los títulos es algo que nunca va a pasar) lo tiene, y es que me hizo sentir mucho más orgulloso, de lo que ya estaba, sobre semejante película como lo es El Secreto de Sus Ojos, la argentina, la original.

Por dónde empezar, la película en sí tiene un espíritu muy final de temporada de La Ley y el Orden, que si es el tipo de producto que les gusta consumir está perfecto pero en este caso era innecesario. La relación Darín-Villamil, en la remake Ejiofor-Kidman, es muy difícil de creer y está por demás desdibujada, al mejor estilo Dr House donde para ver una relación desarrollarse tenes que esperar 5 temporadas porque mientras tanto están salvando gente (pero esto es una película muchachos!!!). Entonces tenemos por un lado el híbrido de la relación amorosa sumado al desarrollo de la secuencia policial que alcanza sus mejores momentos en las escenas que son casi una copia fiel de la primer entrega (la persecución en la cancha, algunos momentos del desenlace y paremos de contar), porque en los otros se arma un embrollo densísimo de historias no resueltas, conspiraciones terroristas post 9/11 y drama innecesario.

El Secreto de sus Ojos

Reconozco que el papel de las obsesiones está muy bien trabajado, los yanquis tienen esas fórmulas casi matemáticas para que cuando termine una película entendamos hasta el porqué de los colores de la ropa que usan, pero para quienes vimos El Secreto de sus Ojos, ese nunca fue el caso, y me vi extrañando esa incertidumbre que en algún momento mucha gente criticó de la primer edición.  Banqué en un principio a Hank Schrader tomando el papel de Francella, pero termina no siendo ni la mitad de gracioso, y la dupla que forma con Chiwetel simplemente no garpa.

Muchos nombres grosos, muchas caras conocidas, pero el contenido es llano. La dirección tiene un par de cosas que están bien, que a mi gusto son réplicas de la versión argentina, pero después nada muy destacable. Bien Julia Roberts en la adaptación del papel de Pablo Rago (es la madre de la víctima y también es policía) pero el foco no está puesto en ella, como tampoco lo estuvo en Rago, por lo que no es mucha la satisfacción que aporta. El climax está bien logrado pero el final cae de nuevo y terminamos teniendo otra película norteamericana que se suma a todo el otro montón de películas de la misma procedencia que no valen la pena ver.

En un arrebato de pasión y locura argenta digo: En tu cara Hollywood, If aint broken aint fix it. No había necesidad alguna de hacer una remake de una película excelente si lo que se iba a aportar era para peor. Olvidable, aunque muy pochoclera, se las recomiendo únicamente si se les cancelan todos los planes y quieren llenarse el pecho de orgullo argentino por un buen rato.

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedIn

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

El Séptimo Podcast © 2019 hola@septimopodcast.com